Foro Facebook G+ Twitter Youtube RSS Contactar
Existen tratamientos muy eficaces contra la
celulitis, el médico experto de IML le informará.
El tipo de tratamiento a aplicar dependerá
del tipo de celulitis de cada paciente.
La celulitis es un problema
estético habitual en la mujer.
Los tratamientos contra la celulitis
de IML se realizan bajo control médico.
Existen distintos tipos de celulitis y por ello
cada paciente precisa un tratamiento personalizado.
  

¿Qué es la celulitis?

La celulitis es una modificación en la topografía de la piel manifestada por hoyuelos y nódulos que ocurren principalmente en el sexo femenino en la zona pélvica, en los miembros inferiores y en el abdomen.

La celulitis está causada por una herniación de la grasa subcutánea sin tejido conectivo fibroso, produciendo una apariencia acolchada y de piel de naranja en la zona afectada.

Aspecto de la piel afectada por celulitis

Esquema de piel normal y de piel con celulitis

Es un hecho que la aparición de la celulitis es casi universal en mujeres post puberales, pues afecta al 90% de la población femenina, porque está asociada a la presencia de estrógenos.

Solicitar consulta gratuita »

El término celulitis fue reportado por primera vez en la literatura francesa hace 150 años y fue elegantemente descrita por los artistas de los años 1600 como símbolo de belleza, como es el caso de Rubens. En aquella época las mujeres obesas y con evidente piel de naranja eran un modelo deseable de la época.

La palabra celulitis tiene varios sinónimos: adiposidad edematosa, celulitis incipiente, dermopaniculosisdeformans, lipoesclerosis nodular, lipodistrofia ginoide, síndrome de disarmonía corporal y paniculopatiafibroescleroedematosa.

Diferencias entre la celulitis y la obesidad

La celulitis es diferente a la obesidad. La obesidad está caracterizada por una hipertrofia e hiperplasia del tejido adiposo que no está necesariamente limitada a la pelvis, muslos o área abdominal. En contraste, la celulitis es más comúnmente encontrada en la pelvis, muslos y abdomen, aunque no se limita sólo a estas zonas y es el resultado de cambios ultraestructurales, inflamatorios, histoquímicos, morfológicos y bioquímicos que producen el aspecto de piel de naranja.

No hay asociación con mortalidad o morbilidad en éstas dos condiciones antes mencionadas, lo que hace difícil definirla como patología.

Independientemente, la celulitis es una causa común de disminución de la autoestima de la mayoría de las mujeres que la padecen.