Foro Facebook G+ Twitter Youtube RSS Contactar
Existen tratamientos muy eficaces contra la
celulitis, el médico experto de IML le informará.
El tipo de tratamiento a aplicar dependerá
del tipo de celulitis de cada paciente.
La celulitis es un problema
estético habitual en la mujer.
Los tratamientos contra la celulitis
de IML se realizan bajo control médico.
Existen distintos tipos de celulitis y por ello
cada paciente precisa un tratamiento personalizado.
  

¿Cómo se diagnostica la celulitis?

Historia clínica

  • ¿Es un problema puntual o constante?
  • Se deben aclarar tratamientos anteriores y por qué han fracasado.
  • ¿Hay alguna alergia medicamentosa?
  • Hay que analizar factores genéticos, endocrinos (pubertad, menopausia), vasculares (insuficiencia veno-linfática), neurovegetativos, alimenticios, de hábitos de vida toxi-infecciosos o traumáticos.

Celulitis: medida del pliegue graso

Medida del pliegue graso

Signos funcionales

  • De tipo vascular. Pies fríos, calambres, hormigueos, fragilidad capilar o migraña.
  • Relación con ciclos menstruales o síndrome premenstrual.
  • Desequilibrio neurovegetativo: ansiedad o transtornos del sueño.
  • ¿Hay dolor por la celulitis? (miembros inferiores).

Examen clínico

  • Examen general habitual: El examen genearal habitual integra inspección y palpación de las zonas afectadas para determinar el tipo y la extensión de la afección.
  • Exploración del pliegue cutáneo: Tomamos con las dos manos un pliegue de la piel y lo hace­mos rodar sobre el plano profundo. Si hay celulitis, con esta técnica se producirá dolor. También podremos apreciar la exis­tencia y tamaño de los nódulos y, por lo tanto, saber en que fase se encuentra la celulitis.
  • Palpación: Analizamos la existencia y tamaño de nódulos, el espesor de la piel y su consistencia.
  • Aspecto de la piel: Estudiaremos su forma de pliegue: normal, piel endurecida, piel de naranja, deformidades, abultamiento, flacidez, estrías. También se buscan elementos asociados con la celulitis: sequedad cutánea, piel fría, edemas o equimosis.

Signos de gravedad de la celulitis

  • Aumento de volumen de la zona (hipertrofia adiposa), por aprisionamiento de estructuras vasculo-nerviosas.
  • Compresión nerviosa: dolor, hipersensibilidad a presión.
  • Compresión arterial: calambres, edema de piernas, color marmóleo.
  • Compresión venosa: edemas, pesadez. Coexistencia con varices o varicosidades.

Pruebas complementarias

  • Ecografía: La capa grasa subcutánea da imágenes hipoecogénicas que se pueden medir.

Tratamiento de la celulitis con sonocavitación

Tras el diagnóstico el médico propondrá el tratamiento ideal. Sonocavitación en IML