Foro Facebook G+ Twitter Youtube RSS Contactar
Existen tratamientos muy eficaces contra la
celulitis, el médico experto de IML le informará.
El tipo de tratamiento a aplicar dependerá
del tipo de celulitis de cada paciente.
La celulitis es un problema
estético habitual en la mujer.
Los tratamientos contra la celulitis
de IML se realizan bajo control médico.
Existen distintos tipos de celulitis y por ello
cada paciente precisa un tratamiento personalizado.
  

Tipos de celulitis

Hay diversos criterios de clasificación de la celulitis. Normalmente se clasifica atendiendo a su localización o según su estructura. Es importante definir el tipo de celulitis para pautar el tratamiento más interesante en cada caso.

Criterios de clasificación de la celulitis

Existen distintos criterios para clasificar la celulitis

El médico experto de IML se encargará de evaluar el problema con el paciente en consulta informativa gratuita.

Tipos de celulitis según su localización

La celulitis puede ser generalizada o localizada.

Celulitis generalizada

La celulitis generalizada es característica de mujeres obesas con exceso de ingesta, comienza en la pubertad y aumenta durante su vida, originando problemas estéticos de importancia.

Celulitis localizada

La celulitis localizada es la más frecuente. Aparece sobre todo en nalgas, abdomen, parte inferior de la espalda, muslos, piernas, tobillos, parte superior de la espalda (forma “de bisonte”) y parte superior de los brazos. En estas localizaciones produce las deformidades locales mencionadas según su grado de evolución y en ocasiones se produce dolor.

Tipos de celulitis según sus formas clínicas evolutivas

La clasificación clínica de la celulitis muestra su situación en relación a la escala evolutiva antes indicada. Las formas más frecuentes son las correspondientes a la celulitis edematosa, celulitis blanda y ce­lulitis dura.

Tipos de celulitis: edematosa, flácida o dura.

La celulitis puede ser edematosa, flácida o dura

Celulitis edematosa

La celulitis edematosa es de aparición precoz (generalmente en la pubertad). Se localiza en miembros inferiores, de forma difusa (muslos y piernas en forma de columna) y se manifiesta por un edema generalizado de ambas extremidades. La piel presenta claramente el aspecto de piel de naranja. Se acompaña de un estado vascular muy deficiente.

Este tipo de celulitis, que corresponde a la fase de edema, responde bien si asociamos al trata­miento básico anticelulítico, un tratamiento de estímulo de la circulación de retorno venoso-linfática.

Celulitis blanda

La celulitis blanda también es denominada celulitis flácida, por el aspecto de la piel. Suele presentarse en personas de cierta edad, que no realizan ningún ejercicio o que se han sometido a frecuentes y drásticas dietas de adelgazamiento y al uso de diuréticos.

La celulitis blanda se localiza fundamentalmente en los miembros inferiores, en especial en cara interna de los muslos.

Se moviliza con los cambios de posición.

Celulitis dura

La celulitis dura se trata del último grado evolutivo de la celulitis, con pre­sencia de fibrosis en forma de tractos o de micronódulos.

La celulitis dura suele aparecer en personas jóvenes, generalmente de buen aspecto físico, muchas veces deportistas.

La epidermis se presenta tensa, la zona está bien tonificada y sin edemas, la celulitis no se modifica con los cambios de posición porque está adherida a planos profundos. Pero con la prueba del pellizco suele aparecer piel de naranja.

Este tipo de celulitis puede ser dolorosa.